Buscar
logo



Garaia Sdad Coop.
Cm\ Derio Bidea 55-B 
48100 Mungia
garaia@garaia.net
tlf: 94 674 50 20
fax: 94 615 61 86
JSN ImageShow Free - Joomla 1.5 extension (component, module) by JoomlaShine.com
Inicio arrow Noticias arrow Aviso Fitosanitario (Kiwi)
Aviso Fitosanitario (Kiwi)
PDF Imprimir E-Mail

Adjunto se detalla aviso fitosanitario enviado por Kiwi Atlántico y editado por la Estación Fitopatológica do Areeiro, relativo a medidas a tomar en invierno para el control de diversas enfermedades. Para más información sobre los tratamientos con cobre contra la bacteriosis os remito al último boletín informativo  (nº 9, septiembre 2009), lo podréis encontrar en la sección de Noticias.

 

Además de las enfermedades de raíz provocadas por Armillaria mellea y Rosellinia necatrix, otra fuente de pérdidas económicas en las plantaciones de kiwi son las enfermedades de madera, conocidas como "yesca" por algunos autores.

Estas enfermedades, de las que todavía se desconoce la totalidad de los organismos productores y sus formas de propagación, constan de un complejo de hongos que afectan a la parte aérea de la planta. Generalmente los primeros síntomas se localizan en las varas de producción, con brotación irregular, necrosis foliares similares a quemaduras y desarrollo irregular del fruto, que permanece pequeño, mal formado y con una tonalidad oscura. Posteriormente, el avance de la enfermedad se manifiesta en la desecación de varas, brazos y tronco, puesto que los síntomas se van trasladando hacia la raíz, la cual responde con una exagerada emisión de nuevos brotes de color muy rojizo.

Puesto que por el momento se desconocen tratamientos químicos eficaces y los productos conocidos están prohibidos, el único modo posible de actuación es la profilaxis, atendiendo a la máxima de que cuanto antes se actúe ante la observación de los primeros síntomas, más garantías tendremos de solucionar el problema. Así, las plantas afectadas deben ser marcadas y podadas de forma separada respecto a las sanas, teniendo la precaución de destruir los restos de poda. Los cortes de poda de diámetro superior a 2-3 cm deberán ser sellados utilizando una pasta cicatrizante para evitar que constituyan una nueva vía de penetración del hongo y las herramientas de poda tienen que ser desinfectadas periódicamente para evitar que transmitan la enfermedad a plantas sanas.

Paralelamente, la madera enferma debe ser rebajada hasta encontrar una parte sana (madera sin necrosis) y se recomienda que al mismo tiempo se utilicen nuevos brotes que salgan del tronco para formar nuevos brazos que sustituyan a los enfermos. Estos brotes se formarán siempre por encima del brazo viejo, ya que es imprescindible que reciban luz suficiente para desarrollarse adecuadamente. Si el ataque de la enfermedad no es demasiado severo en los primeros años, es posible efectuar la renovación manteniendo unos niveles de producción, ya que se puede mantener parte de la madera vieja para producir y realizar la sustitución del brazo en dos años.

BACTERIOSIS

bacteriosis

Una vez que finalice la caída de la hoja, se recomienda la aplicación de un tratamiento con un producto cúprico (los recomendados por el Ministerio son oxicloruro de cobre y sulfato tribásico de cobre) para limitar la incidencia de esta enfermedad. El tratamiento debe ser efectuado asegurando un buen mojado de las plantas. Por otro lado, en estudios experimentales que hemos realizado en la Estación se ha demostrado una buena eficacia de la aplicación por pulverización de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al 25% a la dosis de 1% inmediatamente después de la caída de la hoja.

ENFERMEDADES DE LA MADERA

enfermedades_madera

La intervención recomendada para la bacteriosis es aplicable también a estas enfermedades, cuya incidencia se ha incrementado en los últimos años. Además, en el caso de estas patologías conviene poner en práctica medidas de tipo cultural, como la poda separada de las plantas enfermas o la desinfección de las herramientas de poda.

 
< Anterior   Siguiente >